Fantasmas y electrografías

«Me obsesiona el concepto “imagen fantasma” como parte de la idea de imagen electrónica que flota evanescente como ruina, cambiante y errante en distribución gratuita, comprimida por los canales de distribución online. Este ente residual me interesa como mecanismo del capital afectivo, lleno de información transitoria, de memes y selfies, de imágenes como las generadas por Snapchat que construyen el nuevo imaginario colectivo digital: imágenes que no perduran y se desvanecen al poco de ser vistas. Con ello se desvanece al mismo tiempo su mayor potencial simbólico: la fuerza de perduración y potencia mnemónica, la promesa de eternidad como señalaría José Luís Brea.

 

En mi trabajo trato de formular preguntas a través de los procedimientos gráficos asociados a conceptos de difusión, huella y permanencia para evidenciar la caducidad de la materia y de lo intangible del material electrónico compuesto por luz, con la intencionalidad de explorar la nueva poética de la obsolescencia.»

imagen-1
imagen-2
imagen-3
imagen-4
imagen-5
imagen-6
imagen-7
imagen-8
imagen-9
imagen-10
imagen-11

Fotografías: Detalle Impresión/ Electrografías 84 x 118 cm. 2016